921 11 23 17/18 | 921 11 21 07 | fcsjc@uva.es | Plaza de la Universidad, 1, 40005, Segovia

La buena divulgación en YouTube supone un ejemplo de transmisión real y efectiva del conocimiento científico

Irache H. Ochoa | UVadivulga

Un estudio puesto en marcha por investigadores del Campus María Zambrano de Segovia de la Universidad de Valladolid revela el éxito de la divulgación en las plataformas de vídeo online

El continuo desarrollo de nuevas tecnologías está provocando cambios en los patrones de consumo de información: los consumidores cada vez reclaman un contenido más breve que facilite el acceso a la mayor cantidad de información posible. Por ello, si se quiere hacer llegar una determinada información al gran público, hay que adaptar los contenidos a los nuevos formatos y plataformas. Según la ‘X Encuesta de Percepción Social de la Ciencia y la Tecnología’ elaborada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT), un 61,4% de los encuestados recurre a Internet para informarse sobre cuestiones científicas, por delante de otros medios como la televisión, la radio o las revistas especializadas. “El objetivo principal de la divulgación es dar a conocer una rama de conocimiento o un nuevo descubrimiento y para esto las redes sociales son fantásticas, pese a que todavía una parte de la academia se muestre reticente a legitimar estas nuevas vías”, explica Álex Buitrago, investigador del departamento de Comunicación Audiovisual y Publicidad de la Universidad de Valladolid (UVa).

En este contexto, la ciencia en general, y los divulgadores en particular, si pretenden acercarse al conjunto de la ciudadanía y, especialmente, a la gente joven, tienen que adaptar sus mensajes a las características y al lenguaje propio de las redes sociales, según su trabajo investigador. En concreto, YouTube, se ha consolidado como una de las redes sociales más propicias para el desarrollo de contenidos científicos. El vídeo online ofrece una experiencia muy atractiva para los usuarios ya que el formato audiovisual facilita el acceso y la explicación de contenidos densos respecto a los formatos tradicionales del círculo oficial científico (congresos, papers, etc.). “Los divulgadores que se han acercado a las redes sociales, entre ellas YouTube, pretenden cautivar, fascinar y generar asombro y pasión por los contenidos de ciencia entre la gente más joven. Si después de consumir este contenido realmente les interesa, ya se acercarán a otras fuentes”, aclara Álex Buitrago.

Noticia completa Aquí.

 

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies