921 11 23 17/18 | 921 11 21 07 | fcsjc@uva.es | Plaza de la Universidad, 1, 40005, Segovia

Implementación del Acuerdo de Paz y Reconciliación en Mali.

Por Delphin Nkano

El último informe de la Misión Multidimensional Integrada de Estabilización de Naciones Unidas en Malí (MINUSMA) cubre los hechos ocurridos en Malí desde el último informe del 25 de diciembre de 2020. Este período está marcado por sucesivos hechos a partir de enero, incluido el advenimiento del gobierno de transición tras la disolución del Comité Nacional; el diálogo iniciado por el primer ministro con los líderes de los partidos políticos; medidas adoptadas y firma de acuerdos de paz y reconciliación en Malí.

Entre las medidas tomadas, es necesario destacar la definición de prioridades para resolver problemas sociales y políticos urgentes mediante la conciliación de determinados acuerdos con los actores más importantes, incluidos sindicalistas y funcionarios. Este diálogo con los actores políticos no estuvo exento de tensiones porque algunos cuestionaron la capacidad del gobierno de transición para implementar las seis áreas prioritarias: seguridad, reformas institucionales y políticas, buen gobierno, educación, estabilidad social y elecciones.

Este mismo período también vio la implementación del Acuerdo de Paz y Reconciliación, con el renovado deseo de una nueva hoja de ruta que describa las medidas a tomar en los próximos meses, pero también la decisión de transformar la Comisión Conjunta de Seguridad de Azaward en una unidad de la futura Policía Territorial tan pronto como el Consejo Nacional de Transición apruebe el proyecto de ley correspondiente.

También se indica que se ha avanzado en la transferencia del 30% de los ingresos del presupuesto estatal a las autoridades locales y el nombramiento de autoridades municipales, gobernadores. Sin olvidar potenciar la participación de las mujeres para que jueguen un papel importante en el proceso de paz.

Además, los esfuerzos de mediación apoyados por la Misión han traído cierta estabilidad en varias áreas. La misión siguió apoyando proyectos de programas de capacitación destinados a aumentar la capacidad de las fuerzas de seguridad de Malí. Se brindó apoyo técnico, logístico y financiero a las fuerzas de Malí para fortalecer la seguridad de las personas y las instituciones y se ha avanzado en la restauración de la presencia y la autoridad del Estado.

Las autoridades tomaron medidas para luchar contra la impunidad por las violaciones del derecho internacional y los abusos contra los derechos humanos que se habían cometido en los centros, al enjuiciar a los presuntos autores de graves violaciones de derechos humanos. Sin embargo, las condiciones de seguridad se han deteriorado en algunas regiones debido a las actividades de grupos terroristas con ataques asimétricos.

Por último, mencionar que la misión está implementando su plan de adaptación ajustando su cronograma y cumpliendo con las restricciones impuestas por el Covid-19 y el golpe.

Vínculo al informe original:
https://digitallibrary.un.org/record/3906939?ln=en

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies