921 11 23 17/18 | 921 11 21 07 | fcsjc@uva.es | Plaza de la Universidad, 1, 40005, Segovia

Medidas adoptadas por España para garantizar los derechos humanos frente al covid-19.

 

Por Andrea Monika Wrona Wrona

Respuesta de España al cuestionario conjunto de los titulares de mandatos de los procedimientos especiales sobre la protección de los derechos humanos durante y después de la COVID-19.

El cuestionario publicado en junio de 2020 tiene por objeto ayudar a los expertos de Naciones Unidas a obtener información y elaborar recomendaciones exhaustivas sobre las medidas adoptadas por los gobiernos para proteger a su población y garantizar el disfrute de los derechos humanos, incluidos determinados grupos que corren el riesgo de ser discriminados o excluidos socialmente, como las personas de edad, las personas sin hogar, las mujeres, la infancia, las personas con discapacidad, las personas de ascendencia africana, los trabajadores domésticos y migrantes, las personas lesbianas, gays, bisexuales y transgénero, las personas sometidas a formas contemporáneas de esclavitud, y las personas que viven en la pobreza o experimentan la pobreza como consecuencia de la crisis, así como los pueblos indígenas.

En la consulta pública han participado gobiernos nacionales, regionales y locales, órganos de las Naciones Unidas y organizaciones internacionales, institutos nacionales de Derechos Humanos, organizaciones de la sociedad civil, centros de investigación e individuos. Llama la atención la falta de participación de organizaciones, asociaciones o institutos de derechos humanos de España.

En cuanto a las respuestas del gobierno español, se explica, en primer término, que la pandemia causada por la COVID-19 motivó la declaración del estado de alarma mediante el Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo de conformidad con el artículo 116 de la Constitución Española y la Ley Orgánica 4/1981, de 1 de junio, de los estados de alarma, excepción y sitio. Sobre sus efectos respecto de los derechos fundamentales, el gobierno español informó de que, a diferencia de los estados de excepción y de sitio, la declaración del estado de alarma no permite la suspensión de ningún derecho fundamental (artículo 55.1 CE contrario sensu), aunque sí la adopción de medidas que pueden suponer limitaciones o restricciones a su ejercicio.
En cuanto a los problemas económicos y las preguntas que se hacen al respecto, España informó de que se ha implementado el Ingreso Mínimo Vital, que se aplica en los casos en los que haya personas de especial necesidad. Otra de las medidas implementadas por el Estado ha sido la suspensión del pago de las cuotas de gas y electricidad para los pequeños comerciantes y como una de las últimas medidas, la prórroga de los permisos de trabajo de los inmigrantes por un período de seis meses. Por lo que se refiere a la caída del empleo por esta situación, España aportó varios datos que ha recabado de la Seguridad Social, en donde se puede observar que ha habido un gran descenso en cuanto al empleo sobre todo en los jóvenes y en los trabajadores temporales.

Otra de las cuestiones abordadas en el cuestionario es cómo ha ido cambiado la situación de las personas vulnerables, es decir, de los colectivos más desfavorecidos, como pueden ser los inmigrantes o las mujeres. En estos casos, el gobierno informó de que no ha realizado ningún tipo de recorte en cuanto al apoyo psicológico y a las terapias que se proporciona a este colectivo o a las garantías de asistencia o vivienda temporal. En relación a las medidas adoptadas para proteger los derechos humanos frente a los abusos, se planteó la posibilidad de reevaluar ciertos casos, ante la inminente entrada en vigor del Estado de Alarma. Se implementó también un botón de emergencia para aquellas mujeres que convivieran con su agresor. Se ha constatado que durante el Estado de Alarma se han incrementado las denuncias por vía telefónica de casos de violencia. En cuanto a las medidas que se han aplicado para mantener a la población segura en sus casas, el gobierno realizó una serie de moratorias en el pago de suministros básicos, además de la prohibición del corte de éstos durante el Estado de Alarma. También se han adoptado medidas para favorecer las condiciones de vida de artistas o personas que viven del mundo del espectáculo, como pueden ser subvenciones y ayudas a las artes escénicas. Finalmente, en relación al sector de las personas mayores, se ha informado de que la Administración General del Estado dio instrucciones a las Autoridades Autonómicas para actuar en esta situación.
Fuente: https://www.ohchr.org/EN/HRBodies/SP/Pages/Joint-questionnaire-COVID-19.aspx

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies